Colores del Amor

Updated: Mar 9, 2019

Escrito por: Deborah M. Mejía


Cuando se piensa en el mes de los enamorados en el continente americano, lo primero que se viene a la mente de las personas son corazones en tonos rojos, rosados o blancos. Y a pesar de que esos tres sean los colores predominantes asociados a temas de amor y romance, el uso de ellos, aunque generalizado por el mercado y la publicidad, no es inherente a todas las culturas y países del mundo. Puede sonar sorprendente, pero no todas las novias visten de blanco.


En la zona sudeste de Asia y en China, el rojo simboliza fertilidad, buena fortuna y belleza, y en muchos casos, el blanco representa luto o mala suerte, así que en lugares como China, Japón, Indonesia o Tailandia, el rojo de la suerte es el color que portan las mujeres en sus vestidos al momento del matrimonio. Los parientes, además, regalan sobres rojos a la pareja con dinero dentro, para desearles suerte monetaria en su nueva vida juntos. Además, el anaranjado en China y en Japón está relacionado al amor, la alegría, la valentía y la buena salud, por lo que también este color está presente en detalles decorativos en atuendos y objetos en las ceremonias, junto con el color dorado.


En el caso de la India, las novias tradicionalmente pasan por un ritual espiritual en el que se tatúan sus manos y pies con henna roja (mehendi), con patrones detallados y complejos, previo a la ceremonia, para reflejar su pureza. Suelen usar vestidos de una pieza, llamados sari, o un conjunto llamado lehenga choli, que consiste en una blusa, un chal y una falda larga, con telas de tonos rojos, rosados o morados. Adicionalmente, el amarillo y naranja juegan un rol importante en las bodas, siendo parte de las vestimentas y decoraciones, entre las que resaltan las flores de caléndula naranjas y amarillas. Si en India una novia viste de blanco, significa que es una viuda que está por volver a casarse.


En Asia, el rosado tiene varias connotaciones dependiendo del país. En general, sí es considerado un color femenino relacionado a las bodas, aunque es un color algo más reciente y extranjero para la zona oriental, tanto así que en China no era reconocido como un color hasta que fueron adoptando la cultura occidental.


Para los japoneses, el rosado no es tan femenino ni romántico. Aunque esté presente en prendas para ambos géneros, está socialmente más relacionado con los hombres. En cambio, Korea no percibe el rosado como algo relacionado a género o parejas, sino que se asocia a la confianza que puede haber entre las personas, sin ser necesariamente amigos.


Un color que no se esperaría ser mencionado en un contexto amoroso es el verde, pero en Italia, el verde actúa como el equivalente del rojo en los países orientales o el azul en las bodas americanas, siendo un color que da buena suerte y fortuna a la pareja para su matrimonio.


Pero existe un ejemplo contrario de esto en China, donde se considera que un hombre que lleve un sombrero verde ha sido víctima de adulterio por parte de su esposa, por lo que este color de sombrero tal vez solo se verá siendo utilizado por un militar en uniforme y no por un ciudadano común.

Así como hay lugares con reglas muy bien establecidas sobre los colores para bodas o las relaciones, hay otros muchos más abiertos a la variedad y al gusto particular de cada persona, tales como Albania y Turquía. Las ceremonias musulmanas en Albania se usan patrones floreados en telas negras, a veces mezcladas con verdes, que contrastan con vestido rojos y coloridos, una faja dorada y collares de granos pintados de rojos, rosas y naranja, todo lleno de motivos.


Las parejas turcas son las menos tradicionales, ya que escogen cualquier clase de color, patrón, e incluso estilo de vestimenta.


Aparte de las creencias tradicionales, también existen algunas supersticiones sobre los colores usados en las bodas. Una combinación muy típica en todas partes del mundo es a veces temida por los ingleses, que en ciertos casos consideran la combinación del blanco y el rojo, incluyendo en el caso de las flores, como algo que se debe evitar porque evoca las imágenes de sangre y vendas.

También hay una creencia generalizada en varios países de que las novias que visten de naranjas de tonos oscuros tienen actitudes egoístas y exceso de confianza, mientras las que visten de amarillos son quejumbrosas, cínicas, demasiado sensibles, e incluso inestables, y podrían “saltar de hombre a hombre”.


En fin, existe una variedad muy amplia de significados de los colores relacionados al amor, pero cada vez más, la brecha se vuelve más pequeña y los colores como el rojo, el rosa y el blanco predominan más allá del cristianismo en los países occidentales, generalizando cada vez más la adopción del clásico vestido blanco por parte de las novias.



47 views

"Auge Boga Fashion Magazine" es una publicación de Grupo "Kultur" 

www.grupokultur.com 

Todos los Derechos Reservados