• Art Box

Ariel Merlo: Debajo de la musica


“Cuando la música empieza a sonar, cierro los ojos y dejo que mi mano dirija la música, el tiempo se detiene, mis latidos se detienen, mi respiración se vuelve pausada, no sé si he muerto o estoy más vivo que nunca, abro los ojos y veo al público expectante, cierro los ojos porque no es por ellos que estoy aquí, estoy aquí por ella, la música, soy solamente la herramienta para que ella se exprese, mis piernas tiemblan de emoción, no, definitivamente no estoy muerto, estoy vivo, porque la música está viva en mí.”

Ariel Merlo, una persona de la que se puede aprender a vivir, más allá de su música, de su arte, él es inspiración para experimentar, para liberarnos, para vivir más plenamente, pues nos enseña que la vida no sólo es salir a la calle, respirar y realizar nuestras ocupaciones diarias, vivir va más allá de eso, vivir es ser uno mismo, crear oportunidades y liberar lo que realmente somos, nos enseña que la felicidad está en nuestras manos y que nuestra única limitante son nuestros pensamientos que dirigen nuestras acciones. 

Muchos hemos escuchado el nombre “Ariel Merlo” y pensamos en el Maestro Violinista, me gustaría saber ¿En qué proyectos artísticos te encuentras en este momento?

R/ Los proyectos en los que estoy involucrado ahorita son más sobre Dirección Artística, más allá del hecho de que soy violinista, me gusta trabajar con otros artistas e interpretes, en conjunto con otras formas de arte para al final dejar un producto que ya ha sido visible, como la exposición en el MIN, mi performance con poetas, mi performance con artistas que utilizan su cuerpo para crear arte, entonces, mi proyecto está más inclinado a la interacción y participación con otras personas. Recientemente trabajé con el poeta Carlos Ordóñez, le musicalicé su poemario “Disturbio” y fue una coloración bastante interesante por esa mezcla del creador de la letra y al mismo tiempo agregarle la música; también, trabajé con Susan Artiaga, con Fabricio Estrada, Mayra Oyuela, Erika Madrid y Walter Lobo.

¿Cómo comenzó tu pasión por la música?

R/ Comenzó desde muy pequeño, debemos discrepar en lo que es tener gusto por la música y sentir pasión por ella, la pasión comenzó desde mis 18 años, fue el momento en el que designé que mi vida iba a estar al servicio de la música, la música es como tener un hijo pero superior, porque es intangible y está en todas partes, entonces cuando ya sentís pasión por la música no es solamente el hecho que al momento de tocar te sentís bien y estás alegre, sino la entrega total a la música, es una entrega de vida, en que decimos “Mi vida está al servicio de la música, para la música y por la música”. En sí a interesarme mucho la música fue a los 10 años, pero a sentir pasión fue después de la adolescencia, que es el momento en el que maduramos y nos damos cuenta realmente a qué le dedicaré mi vida.


¿Cuáles son tus planes artísticos a mediano y largo plazo?

R/ Volver a presentar unas obras que ya escribí que sólo han tenido una participación aquí en Tegucigalpa y otra en San Pedro Sula, quiero volver a promover mis obras, para profesionalizar más mi arte, ya que se invierte mucho tiempo en crear una pieza, creándola y ensayándola, invertís una cantidad grande de energía, quiero volver a presentar mi obra, una que escribí que llamé “Sade” en honor al escritor Marquéz de Sade, una obra dedicada al erotismo, la liberación de lo que uno cree, una liberación moral, evitando que marquemos nuestra vida en base a lo que la sociedad nos dicta, sin dañar a nadie, simplemente ser y hacer lo que uno cree, sin ataduras.

¿Me gustaría conocer un poco más de la persona, Si vos como alguien más fueras amigo de Ariel Merlo ¿Qué dirías de él?

R/ Irreverente, eso es parte de mis genes. Locura por el arte, pasión por el arte, soy una persona que vive, habla y respira arte, que Ariel es alguien entregado por la música, que es desquiciado, irreverente, alegre y apasionado por la música.

¿Qué te inspira?

R/ La gente pregunta “¿En qué te inspiraste para realizar esa composición musical?”, para mí es contrario, la música es fundamental para mí, yo no me inspiro para crear, la música misma me inspira a crear;  es decir, yo no pienso en tristeza o en algo que me va a inspirar a crear, sino la música por sí sola me inspira a crearla, porque es algo superior, la música en sí se inspira a sí misma para que yo sea el instrumento que la haga posible. Mi inspiración viene del cielo, el universo, el espacio, eso me inspira bastante a niveles estéticos para crear ciertas corrientes de música, pero en general, me inspira la vida, el respirar.


¿Qué artistas admirás?

R/ La verdad admiro amigos, artistas amigos. Yo tengo mi Santísima Trinidad de la Música: Bach, Mozart y Beethoven; pero para ellos no es admiración es una devoción; pero artistas que admiro, admiro mucho a Yuri Pineda, tiene una voz hermosa, tiene un buen instrumento. Admiro a Luís Landa, en el arte plástico y contemporáneo, a Vallecillos, excelente artista contemporáneo grande, admiro a Carlos Ordóñez; y son mis amigos, eso es lo bonito porque admirás a tu círculo, a tus amigos, con quienes estamos creando cosas, e igual es bonito que tus amigos admiren tu obra y que en conjunto creemos arte que cambie la historia del país, al fin y al cabo, somos una generación que estamos aportando para cambiar y crear cultura en Honduras, para que en el futuro, se sientan orgullosos, de tantas cosas horribles que vemos en los periódicos, digan “Él, loco, irreverente, está llevando un poco de alegría” o que digan “Él me inspiró a liberarme”

Si me pudieras describir a Ariel Merlo en 4 palabras, ¿Cuáles serían esas y por qué?

R/ Música, Arte, aunque éstas sean lo mismo al final. Arte, Arte, Arte y Arte. Todo tiene que ver con arte la verdad, pero creo que al final esas palabras serían: Arte, Enredo, Irreverencia y Arte.

¿Qué creés que se necesita para hacer “Arte” en este país?

R/Se necesitan , se necesita ser desinteresado, se necesita estudiar mucho, estudiar el contexto, los artistas deben estudiar la realidad y deben aprender a adaptarse a esta realidad y sacar la mejor parte de ello. Ser optimista, se necesita ser optimista y tener huevos, esa sería otra palabra que agregaría: Soy optimista. 


¿Qué me podés decir de tu “Alter Ego”?

R/ Es muy parecido a mí, pero potenciado al triple, es una manifestación de algo que yo creo que es hermoso y divertido y que sale nada más en ciertas ocasiones. Mi alter ego me hace a mí acicalarme, acariciarme con polvos y maquillaje, mi alter ego me hace andar incómodo con una capa gigante de maquillaje, me permite hacer chistes de sexualidad, siendo el doble de irreverente de lo que ya es Ariel

Merlo, el doble de ordinario. Mi alter ego se llama se puede transformar en muchas formas, es fresca, es mucho más exagerado de lo que soy realmente, es el extremo.

¿Qué te inspira a ser “Sodomia”?

R/ Experimentar, mi inspira experimentar. Yo tengo esa faceta, ese derecho de ser un maestro violinista, yo vengo del estirpe de personas que vienen haciendo este arte por más de 400 años, y este arte se ha convertido en algo bien formal y serio, adoro y me encanta ponerme un saco, un corbatín, pantalón de tela y zapatos formales y salir con mi violín, orgulloso, con la frente en alto, diciéndome a mí mismo “Yo soy el mejor” aunque no lo sea realmente, me digo a mí mismo “Este concierto va a ser el mejor, voy a hacer lo mejor que pueda”. Es muy serio, hay mucha ceremonia y un protocolo bien estricto que me encanta. Pero, por otro lado está mi alter ego, que es una cosa artística y que me inspira a experimentar cosas que no se puede lograr con mi faceta musical, y que bien podría hacerlo, ser una drag queen tocando violín, pero no, yo tengo esa faceta que adoro, admiro y respeto mucho, que son bien aparte. Por ejemplo: “Tenés una persona profesional que trabaja duro 8 horas diarias, estructuradas y en la noche se puede transformar en una drag queen” Lo mismo me pasa a mí, en el día soy maestro violinista, lo cual es un trabajo muy serio y en la noche soy drag queen. , me inspira a experimentar, a experimentar con mi rostro, a experimentar con mi vestuario.

¿Cómo es “Sodomia”?

R/ Es clásico, a veces me visto como en la época de El Renacimiento, me pongo un sombrero de plumas, es bien , no es un hombre ni una mujer, es algo intermedio. Me permite experimentar que no lo hago en la vida diaria, lo hago cuando hay una buena fiesta, no vivo de esa manera, es una faceta y parte de mi vida. Esto sirve para hacerle conciencia a la gente, de que no le hago daño a nadie, más bien traigo alegría, si a la gente le enoja verme maquillado, simplemente no debe verme y ya.

Conocemos a las personas en base a su opinión, ¿Qué podrías decirle a los Lectores de Auge Boga?

R/ Deben apoyar todas las manifestaciones de arte, todos tenemos ese compromiso, atrévanse a experimentar, a hacer cosas nuevas, aprendan a vivir con optimismo, es difícil en este país, pero es realizable, miren la belleza en todas las cosas de Honduras, que vean la belleza en todo, que vean la mejor cara de todo lo malo que sucede, apoyen la cultura, apoyen Auge Boga, apoyen a Ariel Merlo, vengan al teatro, vayan a conciertos, vayan al CCET, en Honduras está sucediendo muchas cosas, en Tegucigalpa suceden muchas cosas, aunque las personas negativas digan que no, pero yo soy parte de ese movimiento en el que sí suceden cosas buenas para nuestro país. Tenemos cultura, es pequeño el círculo pero existe, entre más se apoye a la cultura más crece. En Honduras hay arte, hay conciertos de Jazz, hay días poéticos en el CCET, hay obras de teatro independiente, hay exposiciones de arte. Uno no debe quejarse de la cultura, uno debe hacer cultura



3 vistas
1/5
1/4
1/5
1/5
1/3
1/5

MENU

1/5
1/4

"Auge Boga Fashion Magazine" es una publicación de Grupo "Kultur" 

www.grupokultur.com 

Todos los Derechos Reservados