La Orquesta Filarmónica de Honduras

Updated: Jan 15

Articulo por: Fatima Hawit

Una gran demostración de amor hacia la música clásica son las filarmónicas que se forman en distintos países y que hacen énfasis en destacar la cultura y el talento musical de los ciudadanos.


Henry Rollins solía decir: “Los músicos no deberían tocar música. La música debería tocar a los músicos”. Y esto es justamente lo que hace la Orquesta Filarmónica de Honduras.


Esta nació como un proyecto en el cual se quería fortalecer y enriquecer la cultura musical en el país. Marca una pauta y ofrece un espacio donde la excelencia artística se abre a todos. Permite descubrir el repertorio musical, desde el más clásico al más contemporáneo: música clásica, danza, jazz, músicas del mundo y músicas actuales. Es dirigida por Jorge Mejía, quien se graduó en Alemania como director de orquesta, músico para cine y televisión, profesor de música y tiene una maestría en composición.


Dan conciertos a lo largo de todo el territorio hondureño y demuestran que tan cautivadora se vuelve la música para los oídos del oyente. El lenguaje musical de la orquesta filarmónica es universal, entendible y llamativo donde sea que se presente. Es popular, aclamada y respetada por los hondureños y ha atraído a los mejores solistas y directores durante 17 años.


La espléndida Orquesta Filarmónica de Honduras posee una cualidad especial, para la cual no puedo encontrar una expresión más apropiada que la elasticidad. Tienen la capacidad de adaptarse a las dimensiones de la quinta sinfonía de Beethoven y el lago de los cisnes de Tchaikovsky, y de reproducir con igual maestría los arabescos abigarrados de los primeros y los cañones atronadores de los últimos; sin embargo, son capaces de ejercer la moderación que exige la gentileza de tocar un instrumento. Los miembros de la Orquesta Filarmónica no trabajan en los teatros y, por lo tanto, sus actuaciones en conjunto se desenvuelven como una obra maestra.


Además, son un organismo autónomo, juegan para su propio beneficio y no para un empresario que toma la mayor parte de las ganancias para sí mismo. La coincidencia de estas condiciones favorables y excepcionales contribuye naturalmente a la armonía de la representación artística.


Casi como si fuera magia suenan los violines, violonchelos, flautas y trompetas y parece que el tiempo se detiene solo para aquellos que tienen el placer de poder ser espectadores de sus obras musicales. Pero lo más interesante de nuestra orquesta filarmónica es la manera en la que brinda tributo a los cantautores hondureños como Guillermo Anderson y Javier Reyes y nos brinda una experiencia musical sin precedentes.


“La verdadera belleza de la música es que conecta gente. Lleva un mensaje los músicos, son los mensajeros” -Roy Ayers.

0 views

"Auge Boga Fashion Magazine" es una publicación de Grupo "Kultur" 

www.grupokultur.com 

Todos los Derechos Reservados