Fast Fashion, Bajo Riesgo

Por: Monica Ghattas

Podemos entender el termino fast fashion como el fenómeno en el cual se introducen colecciones de ropa según la tendencia de la moda que han sido fabricadas de modo masivo y acelerado a bajo costo. Así la industria de moda le da al consumidor una forma accesible para obtener prendas novedosas , las cuales normalmente se reparten en cuatro colecciones anuales.


Bangladesh, India, Cambodia, Etiopia y Honduras, son países maquileros en los cuales sus empleados han desarrollado habilidades para producir una prenda en menos de media hora. Estas maquilas presentan cantidades grandes de empleados con agilidades impresionantes para producir cantidades de ropa en un menor tiempo, con una calidad aceptable pero no excelente. A causa de la pandemia y el COVID-19, la mayoría de las maquilas han dejado sus instalaciones para ser parte de la cuarentena, esto conlleva a que no se les puede pagar los salarios respectivos haciendo que los empleados puedan llegar a niveles de hambruna y enfermedad extremos.


Gracias al movimiento rápido de producción y venta dentro de esta industria, fast fashion se ha evaluado en 2.5 trillones de dólares anuales en ganancias, antes de la pandemia. Desde enero hasta marzo del presente año, existió un declive de un 40% en ventas de ropa a nivel mundial. Causando que al menos un 80% de estas empresas lleguen a problemas económicos graves. Esperando que al comenzar el próximo año 2021, la mayoría se declare en bancarrota.



Durante esta crisis de incertidumbre y ansiedad, se ha presentado las ideas de mejorar la moda. Esto se realizara creando nuevos valores industriales como, hacer ropa atemporal o menor cantidad de colecciones anuales y ser mas amigable con el ambiente al momento de hacer ligeramente menos cantidades industriales de ropa. Esto atraerá clientela, ya que no existirá tendencias a corto plazo y siempre se podrá estar a la moda por costos económicos y sin contaminar el planeta Tierra.



Actualmente la ropa considerada fast fashion se vende en línea a parte de en las tiendas fisicas . En esta cuarentena en Europa las ventas en línea han bajado entre 5-20% y en los Estados Unidos un 30-40%. Teniendo esperanza de que al pasar la cuarentena, existirán mas pórtales de ventas en línea para poder vender masivamente las ropa que se ha mantenido en bodega por tanto tiempo. Lo bueno para el comprador, es que para vender esta ropa las empresas deben de realizar un descuento sobre la prenda por dos razones: uno, deben de atraer nuevamente al cliente; dos, deben deshacerse de lo que existe en bodega rápidamente para poder realizar la nueva colección así llegando a la meta de cuatro colecciones anuales. Según Simon Siegel, director de BMO Capital Markets, “el descuento es como una droga, y cuando comienzas, es difícil volver atrás”.




Si eres diseñador o presentas una marca de ropa te daremos unos consejos para poder sobresalir después de esta pandemia:

  • Estudia de nuevo el mercado, y adáptate a la situación hasta conseguir clientela suficiente de nuevo.

  • Si la fabricación de ropa se realiza en el exterior, cámbiala a maquilas locales. Así ayudaras a la economía del país para salir adelante todos.

  • Realiza descuentos. Esto atraerá gente.

  • Crea tu propio portal digital para ventas o vende tu ropa en otros portales digitales.

  • Hasta a conocer por redes sociales.

  • Realizar ropa atemporal, ya que la economía no estará en el mejor estado para estar constantemente comprando según tendencias.

Fast fashion es un movimiento en el cual las tendencias cambian como un rayo. La pandemia golpeo muy duro pero las heridas sanaran. Si queremos volver a levantar estas empresas, primero hay que pensar local y luego en el extranjero. Pensar en Honduras, es una ayuda a ti mismo.


1 vista
1/5
1/4
1/5
1/5
1/3
1/5

MENU

1/5
1/4

"Auge Boga Fashion Magazine" es una publicación de Grupo "Kultur" 

www.grupokultur.com 

Todos los Derechos Reservados