La magia de

YANIL HERRERA

Por: Monica Ghattas

“Es un puente entre la realidad y la creatividad, que se juntan haciendo chispas maravillosas”

Fue la mención de la diseñadora Yanil Herrera sobre qué es la moda. Dándonos así a conocer un poético  significado de las prendas dentro de esta industria. Su manos mágicas crean atuendo de tan alto nivel, que no solo son hermosos si no que también crean conmoción entre sus clientas. En los próximos párrafos se desglosara un poco de esta diseñadora catracha.

Teniendo una infancia difícil, Yanil se introdujo al mundo de la moda por necesidad de ayudar a su madre en el atelier. A la edad de once años nuestra diseñadora ya realizaba prendas de alta calidad, debido a un curso de tres años en un instituto técnico mas el estudio de costura en el colegio. A tan corta edad, sus atuendos fueron demandados por gente de alta alcurnia de esta localidad. 

Llegando así, a realizar trajes de novias y bordados de alta meticulosidad, que iluminaban los ojos de cual quiera que podía verlos. A la mayoría de edad comenzó a trabajar en varios lugares, hasta que pudo obtener un trabajo estable en un banco local. Aunque jamás dejó la costura de lado, al salir de trabajar iba directo al taller de su madre a realizar su magia. Habían tantos pedidos que muchas veces solo dormía tres horas antes de levantarse para ir a cumplir sus labores.

Algo muy especial que nos demuestran sus atuendos, es el sentimiento que provocan en la clientas. La compradora siempre va a querer algo que la favorezca, desde los colores hasta los cortes, pero Yanil le ofrece algo más a estas mujeres: aceptación de si mismas. Sus piezas a parte de ser únicas, exponen los atributos mas delicados y sublimes del cuerpo de cada dama, sin importar como sea su forma ni tamaño. Muchas de ellas, reciben un apego sentimental cuando se colocan sus prendas; pensando que jamás un atuendo las hiciera lucir tan magníficas, sin considerar su aspecto físico.

“Fénix” fue el nombre de la primera colección elaborada para el Auge Fest 2019. Inspirada justo en un momento crítico en su vida, Yanil  no quería participar, pero gracias a una amiga que la alentó a exhibir sus obras de arte se impuso a trabajar. Estuvo una semana encerrada trabajando día y noche, sin descansar hasta que pudo terminar el repertorio de atuendos sugestionados en su color favorito, el rojo. Su segunda colección fue para el Auge Fest 2020, en el cual dejó de lado sus cortes más elegantes y se enfocó en algo más casual. Su inspiración, un reloj de arena, con hermosa silueta y colores tierra.

El encanto de sus trabajos insuperables causan no solo nostalgia, si no que una empatía entre la creadora y la clienta. A pesar de trabajar en esta industria por treinta años, Yanil todavía sonríe al confeccionar cada una de sus prendas, haciéndolas todavía mas especiales. Este tipo de persona son las que debemos apoyar y hacer crecer. ¿Que les parece si lo intentamos?

"Auge Boga Fashion Magazine" es una publicación de Grupo "Kultur" 

www.grupokultur.com 

Todos los Derechos Reservados