Tendencias FASHION WEEK Fall/Winter 2019/2020

Escrito por: Deborah M. Mejía.

La industria de la moda es un mundo que no está aparte de la realidad; es una industria que ha dado luz a cambios, pensamientos y movimientos por cientos de años, pero lo que hace más interesante a Fashion Week es que sucede en 4 capitales de la moda donde la cultura y las interpretaciones de cada diseñador e distinta, y aun así, el mundo está sufriendo constantes 

el mundo está sufriendo constantes renovaciones por influencias surgentes que nos afectan a todos, y es así como en las cuatro ciudades vemos tendencias marcadas, compartidas.

Y como todos los amantes de la moda y el buen vestir siempre deben estar al tanto de lo nuevo, lo in, a continuación compartimos las tendencias de Otoño/Invierno de este año.

Trend Highlights por ciudad

Siempre hay quienes se des-enamoran de este evento o quienes no quieren mucho detalles y solo quieren tener una idea de lo que sucedió, y para esos caso, te damos una recapitulación breve de las tendencias que nacieron en cada ciudad.

 

 

 

Marc Jacops

Entre las prendas más destacadas de la época estaban las camisetas y sudaderas con logos de marcas muy conocidas, los  acid wash jeans, accesorios llamativos, brillos exagerados en las prendas y la ropa de gimnasio como leggins fluorescentes combinados con leotardos y calentadores.

Pero existieron grupos como Los Preppy’s, El Glam Rock y The Material Girl que fueron los más representativos de esa época.

 

La ‘Material Girl’ vestía con ropa de lencería, accesorios enormes y llamativos, lentejuelas y brillos en las prendas, medias rotas, muchos estampados y no podía faltar el cabello grande y despeinado con mucho hairspray.

Brandon Maxwell

Anna Sui

Londres: 15 – 19 de febrero

 

Toques de neón entre una variedad de estampados de animales y detalles sutiles de escarchas y plumas fueron combinados constantemente con sombreros y outerwear de todo tipo: Abrigos, sacos, suéteres. Londres fue una ciudad que en looks se puede definir como “llamativamente cozy”.

 

Y la división entre líneas artísticamente conceptuales y el minimalismo profesional está casi a la mitad cuando se trata de las colecciones de esta capital.

Simone Rocha

Anna Sui

Milán: 19 – 25 de febrero

 

El otoño llegó en rojos, rosas y dorados, mientras el invierno en negros, cafés y blancos, y así como estos colores contrastan, también lo hicieron los diseños presentados. De nuevo es notoria la batalla de ejecutiva fashionista moderna vs. modas callejeras de los 80’s y 90’s; de estampados de cuadrículas o floreados vs. minimalismo total, que va on-the-rise con fuerte impulso.

Última colección de Karl Lagerfeld para Fendi - Milán

La presencia de atuendos extravagantes, llamativos y glamurosos permanece, pero están siendo opacados por la enorme cantidad de ropa que, cada vez, es más cercana al estilo que una persona usaría para ir al trabajo o a un evento nocturno. Y de todas las ciudades, esta es la que tuvo más shows minimalistas. Muchas líneas se limitaron a solo usar negro, gris, blanco o cafés. Hubo una escasez de estampados, atuendos holgados, y tuvo mucha menos joyería y maquillaje, que no quiere decir que faltara una variedad de texturas y estilos.

 

En general, Milán presentó muchas gabardinas y cueros monocromáticos que contrastaron con algunos pocos usos brillantes de la alegría de los 80’s y la rebeldía del des-construccionismo de la costura que aplicó pedazos de telas distintas “parchados” para crear asimetría y atuendos, aparentemente, sin terminar.

Versace

Paris: 25 de febrero – 5 de marzo

 

En comparación a los eventos anteriores, los parisinos “se pusieron las pieles encima” para varias líneas, manteniendo la expectativa general de looks exóticos, llevando también como color clave la pasión de la ciudad con distintos tonos de rojo. Y a pesar de esto, sí hubo decepción en cuanto al tan generalizado minimalismo que también logró impactar hasta a Paris, pero con la mitad de las piezas modeladas pareciéndose más a obras de arte abstractas y experimentales, los estilos ejecutivos no se apoderaron de todo los esfuerzos creativos.

Marine Serre

Comme de Garçons

La influencia de estilos arquitectónicas también fue notoria en varias colecciones que usaron y siluetas en ángulos bien marcados; cuellos altos, grandes y tiesos, hombreras exageradas, faldas con caídas algo más cuadradas, y zapatos más cuadrados y gruesos-o como en el caso de Givenchy, creando curvas donde usualmente no hay y pronunciando partes del cuerpo de maneras originales-, todo esto como un contraste espectacular con aquellos que decidieron utilizar telas satinadas fluidas y estampados que curveaban por siluetas.

Givenchy

¿Qué nos podemos llevar del Fall/Winter 2019?

No solo qué deberíamos intentar llevar a casa en cuanto a tendencia, sino también algunas lecciones breves del mindset que va marcando la pauta para los diseñadores y las marcas.

 

“Walking It Baggy”

La ropa holgada y larga es algo que estuvo presente en más de la mitad de todas las colecciones presentadas durante las últimas semanas, especialmente cuando se trataba de sacos y abrigos o atuendos homenajeando los 80’s. En los trajes ejecutivos se mostró especialmente en de pantalones acompañados de sacos enormes, que creaban visiones bastante neutrales en género, muy boyish-femme. Esto permitió muchos juegos de siluetas fuera de lo tradicional, como hizo la marca Sacai en Paris, que jugó con tamaños y capas en experimentos monocromáticos y bicromáticos, generalmente, manteniéndose en colores neutros y revirtiendo el orden de los atuendos, con los elementos más grandes y flojos rodeados por chaquetas pequeñas o ropa interior, en algunos casos. Creó un balance extraordinario de siluetas grandes queriendo romper de entre sus restricciones, siendo aplastadas y contenidas en su lugar por piezas pequeñas, creando formas nuevas y juguetonamente algo desordenadas pero fluidas. Todo esto se logró mejor con las piezas que más sobresalieron en su colección, los abrigos y las chaquetas.

Roksanda - Londres

“Buckle It”

Los fajones y cintas anchas jugaron una pieza clave en la creación de nuevas siluetas, enfatizando y exagerando los ángulos del cuerpo, y convirtiéndose en una de los accesorios más usados, tanto en blusas y outerwear, como, en ciertos casos, pantalones y botas.

Hombreras impactantes y cuellos altos

Ya sea puntiagudas, cuadradas o redondeadas, las hombreras estuvieron presentes en una gran cantidad de vestidos y abrigos, así 

como los cuellos altos, algunos con toques victorianos, que mostraron una oportunidad para agregar curvas adicionales al cuerpo de la mujer o reflejar su poder.

Sacai

Detalles bien pensados o diseños rebeldes

Estampados, desde flores barrocas hasta figuras geométricas, ruffles, cuero negro Grunge por todas partes, o escarcha y lentejuelas para dar un look metálico, si los atuendos no son de un solo fondo, definitivamente deben llevar un toque de personalidad con este tipo de decoraciones. Y puedes llevarlos más allá, como hicieron muchos diseñadores al utilizar 4 colores o estampados distintos en una sola blusa armada con piezas asimétricas.

Moschino y su línea basada en “The Price is Right”

Louis Vuitton

En FWNY, Dennis Basso fue el ejemplo perfecto del uso del estampado animal usado de manera elegante y chic, en tonos blancos, mostaza y negros para mostrar las manchas de cheetah en piezas para gala o ejecutivas; mientras Duro Olowu, basándose en Miriam Makeba, la famosa cantante y activista de los derechos humanos de Sudáfrica, creó su línea “Cosmopolitan Chic Afrique” con una combinación de trajes estilizados de manera tradicional occidental, pero con accesorios, colores y patrones que hablan claramente de la cultura africana.

Por otro lado, Oscar de la Renta utilizó patrones geométricos y ángulos, similar a Louis Vuitton, decidió experimentar con los 80’s de la Paris bohemia y la arquitectura tosca y algosin sentido, y eso hizo, atuendos 

que no pertenecen en una línea estrictamente, sino que cada conjunto representa a algún tipo de bohemio con su estilo de vida particular, a través de una variedad de cascos, brillantina, negros, blancos y colores como azul, rojo, magenta y beige combinados en el mix. A pesar de tener una variedad de looks, innegablemente se nota que pertenecen juntos, divisibles en subcategorías, pero todos siendo parte de un solo mundo artística en una misma época.

Y grandes ejemplos de estilos más cercanos a la realeza estuvieron presente en los diseños de Carolina Herrera (estampados floreados, verdes y amarillos vintage, ruffles y puff-sleeves),   Erdem(flores, moños, plumas y lentejuelas), Matty Bovan (vestidos clásicos con patrones coloridos y tenues, similares a los tapices de un palacio), Moncler Genius con un trabajo colaborativo de diseñadores que re-imaginó ropa deportiva con estilos de los 50’s y 60’s usando una pasarela-túnel con estampado de flores pasteles para presentar trajes con siluetas de carpas con estampados floreados o de animales acompañados de cascos para esquiar emplumados, y Paco Rabanne, donde la marca tomó una aristocrática combinada con el Hollywood de los 30’s para crear un balance de trajes contemporáneos con cuellos altos, estampados y lentejuelasque pueden usarse en cualquier momento del día que pueden usarse en cualquier momento del día

Erdem

Mocler Genius

Maquillaje + sombreros – La fórmula de los accesorios

Las decoraciones para el rostro (con escarchas y lentejuelas, plumas, colores brillantes, y labios y párpados llamativos) así como para el pelo-desde sombreros hasta broches-mostraron más atrevimiento a nivel de detalle que los bolsos o los zapatos, en general, atrayendo la mirada más a la persona y su personalidad sin reducir la sobriedad y el aura de fierceness  detrás de sus conceptos. Un gran ejemplo de esto fue Burberry, que con ropa minimalista y sobriamente elegante, logró comunicar mucho con los rostros de cada modelo.

Gucci y sus máscaras

Nina Ricci

Bucket hats, bucket hats, bucket hats

Dior, Valentino y Nina Ricci sintonizaron la misma frecuencia de pensamiento para la FW de Milán, todos habiendo utilizado bucket hats para sus líneas desde distintas perspectivas. Mientras Dior (para su elegante variación de ropa deportiva con cuadrículas de tonos navideños y telas livianas) y Valentino (para su colección de poesía callejera con estatuas románticas y estampados florales como diseños y  junto con atuendos de un solo fondo en una paleta de colores vibrantes), fueron por cueros negros y looks algo más oscuros para sus sombreros, pero Nina Ricci utilizó tela suave y delicada en distintos colores pasteles para sombreros que complementan su clásica ropa playera y trajes de baño clásicos para crear una línea nítida,

femenina y romántica con sutiles referencias atléticas a través de siluetas usando colores pasteles cálidos o azules eléctricos, todo holgado y refrescante.

Colores: Neutros vs. Intensos

Como era de esperarse para esta temporada, a pesar del mayor uso de colores primarios vibrantes, los colores más neutros predominaron, haciendo del beige uno de los más recurrentes en los trabajos de todos los diseñadores.

Max Mara fue de los primeros en sobresalir rompiendo la tendencia de los tonos neutros en NY con variedad de colores con una línea para empoderar a la mujer de negocios, reflejar su poder en el mundo laboral y su posición social a través de su ropa, con colores llamativos que anuncian la fuerte presencia de la mujer: Azules, amarillos, beiges. Roberto Cavalli, en Milán, también      decidió explorar estos colores, pero a diferencia de

Isabel Marant

Mara, de una manera más glamurosa y mucho menos minimalista y sencilla, para volver a explorar lo artesanal, único y artístico de la moda en    una línea refinada con tejidos, cueros y lentejuelas con ropa que, no solo por su tela y cortes es    fluida, sino también por los estampados coloridos que parecen siluetas de olas, toques algo más psicodélicos que brindan un giro a la paleta de colores que Max Mara presenta.

Isabel Marant

Max Mara

En verdad, este año las tendencias fueron muy marcadas de maneras opuestas: Aquellos que exploraban la cultura pop minimalista y los estilos urbanos más sencillos y casuales, versus quienes buscaron el glamour y la exageración, aunque hubo algunos casos que exploraron ambos extremos en piezas distintas o mutaron las tendencias en piezas contrastantes en sí mismas, pero coherentes y atractivos en resultado.

El minimalismo, que se dio por dos razones principales: Sostenibilidad económica y el ambiente negativo que carga a la sociedad a través de los medios y las tensiones políticas, tuvo su esta última razón de existir con algunas de las ideas glamurosas de la alta costura, que buscaban revivir los tiempos de gloria en que la moda era un arte complejo a interpretar, algo arreglado y hermoso para ojos educados, o para reflejar la saturación social. En fin, las redes sociales y la política fueron temas que se presentaron en ambas corrientes de diseño, llevando un mismo mensaje de distintas maneras.

Prada goes dark

Jamie Wei Huang – Asimetría y des-construccionismo

Cada vez más, la moda se acerca a las personas en su día a día y a sus estilos de vida, logrando corrientes originales, pero no tan alocadas como para poder salir a las calles en un día normal con uno de los atuendos del evento. Vemos menos haute-couture artístico y fantasioso que está fuera de nuestro alcance y, en cambio, muchos más street styles, que no son menos hermosos y tentadores, tal vez incluso lo contrario. A pesar de esto, muchos esperan que el minimalismo sea pasajero, ya que los diseños más exóticos son los que impulsan el cambio y la evolución en la industria del diseño de modas. Tendremos que esperar a ver qué resulta de los eventos del 2020.

"Auge Boga Fashion Magazine" es una publicación de Grupo "Kultur" 

www.grupokultur.com 

Todos los Derechos Reservados