Una Cita con la Moda:

Conversando con Roberto Ramírez

Modelos: Cinthia Martínez, Mercy Henríquez, Nolvia Guillén

Maquillaje y Peinado: Josselin Cardona

Fotografía: Hilary Romero

Dirección: Luis Angel Murillo

Producción: Jacklyn Villars

Styling: Yusaira Valladares

Locación: Museo de Historia Militar, Tegucigalpa

Textos: Daniela Fortín Pineda

 

Entré al Atelier de Roberto Ramírez un poco apurada, sin querer hacerlo esperar pues el diseñador hondureño cuenta con una agenda bastante apretada - desde diseñar vestidos de coctel para pasarelas, pasando por hacer vestidos de boda y graduación para sus clientes-  vistiendo a personas de alto rango en el país.  Sin embargo, el me saludó amablemente y con una sonrisa, me invito a tomar asiento. Yo me sentía un poco abrumada, pues el diseñador ha participado en eventos como Estilo Moda, Heat Row Fashion Show y el taller de moda CAC-SCAD.

 

HAZ CLICK EN LAS IMAGENES PARA VERLAS EN GRANDE

Perdón por molestar tanto para la entrevista

No hay ningún problema

Me puede contar… ¿Cuál fue la inspiración para realizar la colección presentada en la editorial de Auge Boga?

Tuvimos una reunión donde hablábamos sobre mujeres poderosas, heroínas y situaciones así. Entre desde lo que era una mujer poderosa a nivel mundial, basado en comics y en lo que es el poder de la mujer en la vida real. Entonces, caí en razón de que es la figura femenina el dominante. Me dije, la fuerza que expresen en la foto tiene que coordinar bien, debe ser algo muy simple, no cargarlo porque no son disfraces, pero sí buscar el hecho de que la simplicidad permita expresar el carácter de la modelo.

 

Ya hablando en el ámbito de su carrera… ¿Cuál ha sido su mayor influencia?

Mi mayor influencia, tiene que ver mucho con el romanticismo de lo libanés. No me interesa para nada la fantasía que se manejaba en los 80s. Soy tan clásico en mis proyectos, que, aunque en el comercio uno enfrenta al cliente con lo tradicional, como artista trato de ser muy clásico. Solo tomo inspiración, no pretendo hacer una copia de lo que veo, simple y sencillamente a veces con solo ver un detalle de un vuelo bien puesto me abre las puertas para ver qué puedo hacer con esto.

 

Cuénteme, ¿Cuáles son los lugares o las cosas más inesperadas donde ha recibido inspiración?

He recibido inspiración de una huella que está frente a mi negocio, que es una huella tráfico. Fue la pauta para lo que hice con Estilo Moda a nivel de origami. Lo mezclé con algo que vi a mi madre hacer a nivel de manualidades. Descubrí también una revista de 1959, en la casa de una familiar, y comencé a leer acerca de Balenciaga, empecé a ver moda y dije – Tengo un catálogo espectacular pero no voy a hacer lo mismo, sino que voy a sacar elementos. Luego resulta que comencé a ver las primeras damas del exterior, la realeza europea, y caí en cuenta que todo está basado en los 50s. Entonces me dije, ese es un buen tema, de hecho, fue el anterior de Estilo Moda.

Cuando hice un fashion show que Auge Boga programó, presenté una colección con chicas negras que fue espectacular, esto fue  en el Honduras Maya. Me base

realmente en el Honduras Maya. Me base realmente en el glamour que ellas expresan en la simpleza de su vestimenta tradicional. Dije, las voy a vestir en un off-white con dorado, y logre

muchas formas. Incluso hice un cierre con una mujer embarazada, lo que me pareció muy lindo ya que considero que toda mujer se puede expresar en todo momento con belleza.

¿Nos puede contar un poco acerca de cómo es su proceso creativo?

Cuando estoy con un cliente trato de entrevistarlo para sacar a la luz la personalidad, si es fantasía, si es romántica, si es trendy, cosas así. Pido mucho la libertad, aunque al final de cuentas es difícil, trato de ponerle mi toque. Realmente [el proceso] inicia desde hacer un boceto, un diagrama de lo que voy a crear. Soy de las personas que conoce todo el proceso; desde comprar el material, hacer los cortes, confeccionar, sé tallar – estoy dentro de todo el proceso creativo a tal grado que podría decir que le doy mi punto a cada vestido que sale de mi atelier.

¿Cuál considera que es el proyecto que más lo enorgullece o cree que ha tenido éxito?

No es una pasarela o el hecho de vestir a alguien particularmente. Es la satisfacción del cliente, por ejemplo, una novia satisfecha, una chica en su graduación – qué es mi fuerte realmente – entonces es ese “gracias” que te da cliente cuando sabe que lo haz atendido bien. Claro, los aplausos en una pasarela son geniales, los likes en Facebook son geniales, pero realmente el reconocimiento mayor, es la recomendación que el cliente da.

¿Qué consejo o recomendación le daría a usted a una persona que viene iniciando en el mundo del diseño de moda?

Iniciar en el mundo del diseño, es todo pasión. No podés hacerlo pensando en negocio, porque te vas a aburrir ya que es un poco complicado. Creo que si vas a querer ser diseñador de modas aprende todo el proceso para poder manejar tus operarios. No todo es marketing, no todo es estar viendo que tira una aplicación o que salió de tendencia porque lo mandaron los institutos mundiales. Uno debe saber enfrentarse a problemas, por lo tanto, aprender a ser técnico es importantísimo antes de ponerse el título de diseñador. 

 

 

Cuál considera que es el futuro del diseño de moda en Honduras? ¿Cómo cree que va a ser? ¿Cuáles cree que serán las tendencias?

Iniciando con la parte técnica, se han abierto grandes oportunidades tanto a nivel medio hay un bachillerato a nivel público en tres zonas del país. Estas personas están fuertemente equipadas, ya fui a los talleres y veo que se están preocupando. Hay una a nivel universitario. Están grandes maestros como Don Pedro Alarcón que está retomando muy bien la enseñanza con grandes oportunidades para que la gente aprenda realmente lo que es el arte de la alta costura. Él tiene un enfoque hacia eso. Entonces, considero que la industria de la moda está en que no se debe apagar. No todo es espectáculo, sino que debe enfocarse mucho a lo que es un negocio. No se vive de aplausos, aunque soy muy importantes, siempre se debe tener en cuenta la satisfacción del cliente.

Para terminar, ¿Cuáles son sus metas para este año?

¡Híjole!, con lo que acaba de pasar a nivel político, estoy cuidando mucho esos detalles. En primer lugar, se me antoja ponerme estudiar algo. Creo que estoy aburrido de lo mismo y necesito abrir un poco la mente. No estoy claro, pero tengo que hacerlo relacionado a mi pasión – la moda. No sé si es diseño de modas, diseño de interiores o comunicación, pero se me antoja. Cómo negocio, quiero transformar un poco el sistema de negocio. Pasarlo a un punto más práctico. De repente crear alguna forma de venta directa. Ser más expositivo, seguir siempre en las pasarelas y activar mis redes sociales, ya que he estado algo apagado en eso.

Show More

 

Observé una última vez el taller, del cual destaca un maniquí hecho con una técnica que a mi parecer es tejido de piezas largas de madera. Me fui satisfecha, ya que tuve una cautivadora conversación con Roberto Ramírez

 

"Auge Boga Fashion Magazine" es una publicación de Grupo "Kultur" 

www.grupokultur.com 

Todos los Derechos Reservados